Google+ Followers

sábado, 5 de abril de 2014

La separación es la ilusión con la que sueña mi mente enferma.



A veces me siento solo y le pido a las hormigas que vuelvan, les recuerdo que es primavera
y ya lo creo que vuelven pero me sigo sintiendo solo.
Entonces hablo con las moscas, les digo que ya es hora de volver y vuelven, ya lo creo. Sonrío ¿Cómo evitarlo? y me vuelvo al pozo en el que me ahogo solo.
Busco luz, miro por la ventana, que bien que las nubes estén ahí, ahora que me siento morir. Me imagino entre ellas, viajando sin maletas, ofreciendo sombra y agua. El viento nunca me dejará sola.
Gracias corazón, tú que aun lates.





lunes, 3 de febrero de 2014

siente simiente



Fue todo tan fugaz, como una estrella, pasó inadvertido a los sentidos.
No sé lo que siento, si he de ser sincero.
Una mirada, una sonrisa, un encuentro.
Así es la vida...
Ella me vive, yo le dejo.
Ella me acerca a ti, te siento y agradezco.
Y se me desmadran los colores y a veces hasta paso frio.
Hago un nudo con los ríos e inundo los desierto.
¿Quieres verlo?
Pon la mano aquí y siente el epicentro.





sábado, 11 de enero de 2014

Cristalitos de Pangea.



Me has guardado el sitio mientras me fui de gira al infierno, durante el breve lapso que duro el tiempo, ese que parecía eterno.
Mientras miro cristales rotos con asombro, recuerdo a Pangea.
Mientras me pinto con pinturas de guerra recuerdo a la inocencia.
Te he devuelto la mirada y me has devuelto todo, como cuando te piden un pitillo y te invitan a un porro.

viernes, 13 de diciembre de 2013



No hay memoria para recordar el tiempo que aquel venerable ermitaño llevaba metido en su cueva. Una mañana clara y fría abrió los ojos, depositó con sumo cuidado en el suelo los nidos que las
criaturas habían construido en sus largos cabellos.
Se levantó y se dispuso a ascender con la calma del alba la montaña de las cinco fases. Una vez allí
contempló la inacabable belleza que le rodeaba... ensimismado como un niño.
Inspiró profundamente, inspiró desde sus talones, conectando así su qi con el qi del cielo y la tierra,
la pequeña chispa combustionó y de él brotaron miles de rayos de colores. Hubo un instante de silencio. La Tierra calló, él sonrió y esa sonrisa sanó al mundo.




miércoles, 27 de noviembre de 2013

El primer día.



Yo estaba allí el primer día,
antes de que nada tuviera nombre.
Aquel día no había yo ni nosotros.
Todos los nombres y todo lo nombrado
llegaron después de mí.
En un solo rizo del Amado
vi nacer la creación,
vi formarse cada nombre
y aparecer cada objeto.
¡Sin embargo, no había rizo!

Rumi.

sábado, 23 de noviembre de 2013

Del color de un lienzo


Una vez leí que un estudiante del Tao buscaba la verdad entre judías...

Decidió que cada vez que tuviera un pensamiento de amor metería una judía blanca en un tarro de cristal.
Cada vez que tuviese un pensamiento de miedo metería una judía negra.
Pues bien sabía que solo existían dos emociones: el amor o el miedo y sus millones de colores.
Y se puso manos a la Obra...

Al principio apenas se distinguían las judías blancas en ese mar de pensamientos caníbales, pero poco a poco, instante a instante, el blanco dejó de estar en los márgenes y se convirtió en una seria amenaza para la oscuridad.
La atención constante de la calidad de sus pensamientos le llevó a poder decidir que es lo que quería sentir... Y el tarro comenzó a llenarse de judías blancas y apenas se distinguían las penas, perdón, las negras.

Cuando el tarro pasó a ser blanco como un lienzo, dejó de meter judías, ya ninguna nube cruzaba su Mente en calma. La vida es y el que sabe no pregunta.


viernes, 15 de noviembre de 2013

Nothing to say.



Cuando no tengo nada que decir estoy diciendo algo
o a lo mejor escuchando.
Cuando no tengo ganas de escribir pero te escribo
intentando compartir el vacío,
justo lo que no se puede compartir.
Basta este instante, pero te busco antes
o te busco después, y no te encuentro.
No son lamentos, son intentos que se visten de cuentos.
A veces respirar se llama bramar.